LES ENTREVISTES ARLEQUINADES...
MICHAEL TRAVERS
SITUACIÓ EN EL MOMENT DE L'ENTREVISTA:
EL NET AUSTRALIÀ DE MR. BARNEY
20/12/2002
"Mi abuelo fue jugador y entrenador del C.E. Sabadell"

Esta es la historia de un empresario australiano que un buen día se entera de que su abuelo jugó en el Centre d´Esports Sabadell en 1924 y 1925. Usó sus contactos profesionales para averiguarlo todo sobre el abuelo que nunca conoció, pero al que admira.

Nacido en Sunderland, Inglaterra, Michael Travers, 46, posee y dirige la importante industria farmacéutica Trapeze,en Sydney, donde vive desde 1990.

-¿Por dónde empieza esta historia?

-Por un viaje a un congreso farmamacéutico en París con mi mujer. Aprovechamos para visitar a nuestros amigos y proveedores de Provital en Barberà y vimos que estábamos al lado de Sabadell.

-¿Conocían ustedes Sabadell?

-Sabíamos que mi abuelo, Bernard Travers, más conocido como Mr. Barney, había jugado en el Sabadell.

-¿Nada más?

-Nada más. Apenas llegó a mis manos un carnet de la Federación Catalana de Futbol y la traducción al inglés de un Diario de Sabadell de la época.

-¿Qué dice?

-Es una crónica deportiva muy breve en la que se habla de Mr. Barney como entrenador y jugador a la vez. Parece que ése día marcó un gol.

-Total, que aprovechó su estancia en Sabadell.

-Busqué en todas las librerías algún libro sobre la historia del Sabadell y sus estadísticas. Pero por lo visto no existe.

-Algo hay.

-Del Sunderland, en Inglaterra, sí hay un buen libro con todas las estadísticas y toda la historia. Pero en Sabadell no encontré nada. El caso es que mi amigo Pedro Marcet de Provital, y Joan Barberan del Sabadell empezaron a buscar.

-Quedarían sorprendidos.

-Mucho. Nadie parecía haber oído hablar de mi abuelo en Sabadell. Creo que por eso se pusieron a buscar con tanto ímpetu. Lo que siempre les agradeceré.

-¿Encontraron algo?

-Mucho. Sobre todo una espléndida fotografía en la que aparece mi abuelo fuerte, robusto y vestido de arlequinado.

-¿Seguro que es él?

-No hay ninguna duda y eso ha ayudado a recomponer la historia del club porque de esos años no se sabía mucho.

-Tuvo suerte.

-Desde luego. Fue un espléndido regalo de Navidad para mi padre que ya tiene 80 años. Se emocionó mucho.

-¿Salió algo más?

-También han aparecido otros recortes del Diari de Sabadell de aquellos años en que se habla de Mr. Barney muy elogiosamente.

-Pero usted sabría algo por su propio abuelo o por su padre.

-Nada. La historia de mi abuelo siempre ha sido un poco misteriosa en mi familia. Mi padre tuvo que haber vivido en Sabadell, pero tenía 3 años y no recuerda nada.

-¿Era un buen jugador?

-Sin duda era muy bueno. Tenía facilidad para el gol y marcaba desde cualquier posición. Siempre jugaba con el 9 y un año,con el Sunderland, superó como goleador a Charlie Buchan, un internacional muy famoso de la época.

-Un crack, vaya.

-Y con mucha dedicación. En la I Guerra Mundial cayó prisionero y parece que a los alemanes les divertía mucho verle levantarse una hora antes que sus compañeros de barracón, para entrenar él solo.

-¿Pero qué hacía en Sabadell un jugador inglés?

-Es una triste historia. En 1922 fue suspendido del fubtol inglés de por vida y tuvo que exiliarse.

-¿Por qué?

-Fue un escándalo muy comentado. Cuando jugaba de delantero centro con el Fulham parece que aceptó las instrucciones de su entrenador, Phil Kelso, para «jugar suave» a cambio de dinero, ya que el rival venía de una zona próxima a su tierra y a su amado Sunderland.

-¿Le pillaron?

-Así es y le suspendieron de la Liga Inglesa por el resto de su vida.

-¿Me está contando un oscuro secreto de familia?

-En realidad no. Es algo asumido. Lo del dinero no está muy claro, pero lo averiguaré en los archivos del Times o el Daily Telegraph en mi próximo viaje a Londres. Según todos los indicios, él fue el chivo expiatorio que pagó los platos rotos de Kelso.

-¿Qué hizo?

-Emigró a Australia con mi abuela y mi padre recién nacido. Entonces regalaban el viaje y un trozo de tierra. Pero no le gustó y en 1924 volvió a Inglaterra y viajó por Austria, Portugal y España.

-Donde recaló en el Sabadell.

-Sí. Se hacía llamar Hill o Mr. Barney para que no le relacionaran con el escándalo del Fulham.

-¿Por qué no llegó ni a dos años en el Centre d'Esports?

-Eso es lo que me gustaría a mi saber. Sólo sé que volvió a Inglaterra donde se convirtió en un próspero negociante de frutas y verduras de Sunderland y que murió de una úlcera 9 meses antes de nacer yo.

¿Alguien sabe algo?

Apesar de la oscura historio de un posible soborno, él se siente absolutamente orgulloso de su abuelo.

«Para mí es como un héroe, un personaje de culto, posiblemente porque nunca le conocí y porque fue, posiblemente, víctima del 'english football
establishment'».

Se reconoce en su abuelo en su espíritu aventurero, en su competitividad y en que el azar le ha llevado a Australia. Sin embargo no supo del pasado australiano de su abuelo hasta que su padre se lo dejó caer en 1990.